EDITORIAL: Dios Prefiere Personas Débiles (2 Corintios 4:7)

LAUREL, Md. (BP) -- Nosotros vivimos en un ambiente donde casi se demanda que ganemos. Esto, en sí, no es malo, pero en exceso puede ser muy dañino.

Yo llegue a este país cuando tenía 13 años. La mayor parte de mi educación desde séptimo grado ha sido aquí. Los deportes que he jugado han sido aquí. Una de las demandas desde una edad temprana es "ganar."

Los deportes profesionales demandan lo mejor de los deportistas. Cuando hay alguien que lo puede hacer mejor simplemente te reemplazan. En el área del ministerio, se ponen metas, en veces, estas metas se convierten en demandas de crecimiento. Nuestros hijos adoptan una cultura mixta, pero en cierta manera la cultura de este país llega a tomar una posición mas dominante. La expectativa es que siempre debes de tener éxito. Además de esta presión, muchos han crecido en hogares donde se le han dicho que "no sirven para nada." Muchas veces esta presión nos hace pensar que somos débiles y que hemos fracasado. Nos preguntamos, ¿puede Dios usarme? La respuesta corta es ¡Absolutamente Sí!

El apóstol Pablo dice, "Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros (2 Corintios 4:7)." Estos vasos de barro eran algo muy común que se usaba para almacenar granos, guardar cosas de valor y aceite para prender las lámparas. Pablo esta diciéndonos que nosotros somos personas muy ordinarias, quebrantadas, adoloridas por las cuales Dios ha escogido poner su tesoro mas importante, la Palabra de Dios, a nuestro cuidado. Que privilegio tenemos nosotros.

John MacArthur nos da otra perspectiva muy interesante. El dice que, "cuando Dios quiso comunicar su mensaje, no fue a la élite de Egipto, Grecia, Roma, ni siquiera a la élite de Israel." ¿A dónde fue él? Fue a la orilla de Galilea y encontró un grupo de pescadores." Dios tiene la intención de bendecir al mundo "escondiendo" el evangelio en "vasijas de barro" que no parecen muy impresionantes para los estándares mundanos.

Amigo, recuerda que si tu perteneces a la familia de Dios, tu llevas en ti el tesoro mas valioso de Dios, Su palabra. Léela, estúdiala, y compártela con todos a tu alrededor.

Gustavo V. Suarez es el pastor asociado de Ministerios Hispanos, Primera Iglesia Bautista de Laurel, Md.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story