'Si solo pudiera imaginar' llega a 75 países

Por Michael Foust, posted Thursday, July 05, 2018 (15 days ago)

Foto del archivo BP.
NASHVILLE (BP) -- Un viaje misionero a 75 países sería irrealizable para la mayoría de los cristianos, pero para el cineasta Jon Erwin, llegar a tantos países con el Evangelio no requiere pasaporte o un viaje al extranjero.

Gracias a su sorpresivo y exitoso film "Si solo pudiera imaginar," para finales de año, Erwin llegará a 75 países y seis continentes con el mensaje de Cristo.

La película fue presentada en DVD, Blu-ray y plataformas digitales en EE.UU. en junio, pero todavía se está presentando en cines en otros lugares. Cines en Chile, Nicaragua, Paraguay y Corea del Sur la estrenaron en junio. Previamente se estrenó en Australia, Hong Kong, Sur África y Rusia. En total, cines en 75 países ya la han lanzado o tienen planes futuros para hacerlo.

Erwin, junto con su hermano Andrew dirigió "Si solo pudiera imaginar" (PG), que cuenta la historia detrás de la famosa canción MercyMe y detalla cómo el abusivo padre del cantante principal Bart Millard llegó a Cristo en la edad avanzada de su vida.

"Muchas personas que son contrarios a la postura de la película están pagando por el derecho de distribuirla en otros países, lo cual es asombroso," le dijo Jon Erwin a Baptist Press. "Pero ese es el poder del entretenimiento en masa."

Su primer gran éxito

Ese también es el poder de las películas exitosas. Las dos películas anteriores de Erwin -- "Una noche para mamá" de 2014, y "Woodlawn" de 2016 -- terminaron por debajo de las expectativas de taquilla y, subsecuentemente, tuvieron alcance limitado internacionalmente. "Woodlawn" se estrenó solamente en otro país (Sur África) mientras que "Una noche para mamá" se estrenó en tres (Australia, Sur África y Suecia), de acuerdo con datos en BoxOfficeMojo.com.

Sin embargo, "Si solo pudiera imaginar" excedió la venta en la taquilla, y finalizó dentro de las primeras cinco en la recaudación total en los primeros tres fines de semana y, hasta ahora, es el film independiente número uno de 2018. Hasta mediados de junio había recaudado $83 millones a nivel nacional, lo que la coloca en los seis primeros lugares de los films religiosos de todo el tiempo, luego de "La pasión de Cristo," las tres películas de "Narnia" y "El cielo es real," de acuerdo con BoxOfficeMojo.com.

También superó a films costosos de Hollywood. "Tomb Raider" de Warner Brothers tuvo un presupuesto de producción de $94 millones y fue estrenado el mismo fin de semana de "Si solo pudiera imaginar" pero recaudó $57 millones -- menos de los $83 millones de "Imaginar," el cual tuvo un presupuesto de $7 millones.

Es el más reciente éxito basado en la fe en tener atención internacional. Por ejemplo, "Milagros del cielo" (2016) se presentó en casi 30 países, mientras, "Cuarto de guerra" (2015) llegó a 15 países.

"Fue divertido ver a la audiencia impactar la industria," le dijo Erwin a BP. "Realmente no hay manera de explicarlo excepto la mano de bendición de Dios. Fue derramada en el film de una manera que ninguno de nosotros puede realmente describir."

La 'Fuerza Aérea' para las iglesias

Sin embargo, a diferencia de muchos cineastas en la industria de las películas, los Erwin no están en busca de dinero y riquezas. Sus películas tienen un propósito mayor.

"Le decimos a la gente que lo que hacemos es hacer películas, pero lo hacemos para esparcir el Evangelio y apoyar a la iglesia local," dijo Erwin. "Creo que la iglesia local es la esperanza del mundo, y creemos que nuestro rol es como su Fuerza Aérea. Queremos apoyar a la gente en tierra con historias y herramientas que puedan usar. Un cine es un sitio neutral increíble para alcanzar tu comunidad y luego llevarlos a la iglesia. Es emocionante oír historias de cómo eso está funcionando."

Andrew Erin estuvo de acuerdo, y afirmó que, si una película "no impacta y cambia vidas," prefiere encontrar un trabajo diferente.

"Hay muchos trabajos más fáciles de hacer," dijo. "... [las películas] son una herramienta que, cuando los corazones son pinchados y la gente se vuelve y dice: 'Quiero saber más de este Jesús,' -- entonces puedes intervenir e involucrarte"

Los que asistieron al cine en marzo llenaron sus cuentas de medios sociales con testimonios del impacto de la película. Una mujer, una cristiana llamada Sharon L. Stone, escribió en su Twitter cómo ella y su hijo salían del cine cuando una dama preguntó: "¿Conocen a Jesús?" Aunque Stone es cristiana, la mujer -- una extraña -- no lo era. Ella le entregó su vida a Cristo.

"Oramos, lloramos, la abrazamos y le dimos la bienvenida a su hogar. ¡Esta película era justo para ella!" escribió Stone.

Jon Erwin contó la historia de un hombre que fue al cine en South Dakota y que albergaba sentimientos de amargura y enojo hacia su padre perdido desde hacía mucho tiempo, pero después de mirar la película se negó a salir del cine hasta que encontró a su padre a través de Facebook. Ellos se encontraron al día siguiente y se reconciliaron.

El poder de las historias

Jon Erwin llama el entretenimiento "el segundo más grande exportador de Estados Unidos," y cree que la iglesia debe sacar ventaja de la popularidad de los films porque -- como dice él -- la gente está naturalmente "conectada" con las historias.

"Jesús nos dio el modelo de cómo [una película] debe ser usada. Él contaba historias realmente narrables, simples, emocionalmente poderosas. Y luego explicaba la verdad de ellas," dijo Erwin. "Y ahí está el modelo. Una película es una parábola del tiempo moderno. La película es una nueva manera -- y una exponencialmente poderosa manera -- de hacer algo muy viejo, lo cual es contar una historia. Oí a alguien decir que las historias son el lenguaje del corazón y el entretenimiento masivo es el lenguaje de nuestro tiempo."

Debido al poder de una buena historia, las películas naturalmente llevan a conversaciones, dijo Erwin.

"La gente se identifica con ella," dijo Erwin. "La gente quiere hablar de ella. La gente quiere hablar de su propia vida. Les da permiso de hablar de cosas que la película aborda y crea una oportunidad."

Erwin, sin embargo, es rápido para decir que una película no puede llenar cada rol en una conversación sobre el Evangelio. Lo compara con un juego de volibol. Él y el film pueden "colocar" la bola, pero alguien más -- esto es, la gente en la iglesia local -- tiene que "rematarla."

Para ver una lista de los países donde "Si solo pudiera imaginar" se está presentando, visite https://icanonlyimagine.com/international.

Michael Foust es un escritor en Albany, Ill. Él ha cubierto la intersección de la fe y el entretenimiento durante más de una década.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter Twitter.com/BaptistPress, Facebook Facebook.com/BaptistPress y en su correo electrónico baptistpress.com/ SubscribeBP.asp.
Download Story