Un juez bloquea la ley HHS de transición de género y el aborto

Tribunal de los Estados Unidos del Distrito Norte de Texas en Wichita Falls
Google foto
WASHINGTON (BP) -- Un juez federal ha bloqueado la implementación de una regla controversial de la administración de Obama que exige a los doctores ejecutar procedimientos o tratamientos de transición de género, así como abortos.

En una opinión del 31 de diciembre, el juez Reed O'Connor del Distrito Norte de Texas otorgó un requerimiento preliminar, a nivel nacional, en contra del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), que ordena la ejecución y cobertura por el seguro médico de las transiciones de género -- incluso en niños -- y de abortos, inclusive si violan las creencias religiosas o éticas de los doctores y de otras personas involucradas.

La regla del HHS estaba programada para entrar en vigor completo el 1 de enero. Los defensores de la libertad religiosa aplaudieron la decisión del juez.

"Este fallo es una decisión de sentido común que es una victoria para todos los que creen que los niños no deberían de ser títeres del estado y que la ideología política del día no debe suplantar las conciencias de los doctores," dijo Travis Wussow, el nuevo vicepresidente para política pública, así como el concejo general, de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur.

"Yo estoy agradecido por la intervención del Juez O'Connor y estoy orando para que nuestro gobierno federal detenga este asalto innecesario a la conciencia," dijo Wussow en unos comentarios escritos para Baptist Press.

Lori Windham, concejal superior para Becket Law (anteriormente llamada Becket Fund for Religious Liberty), describió el fallo de O'Connor como "una victoria global."

"El gobierno no tienen por qué forzar a los doctores privados a ejecutar procedimientos en niños que el gobierno mismo reconoce como dañinos y a la vez exenta a sus propios doctores de hacer lo mismo," dijo Windham en una declaración escrita. "El fallo asegura que no se remplace la mejor opinión médica con intereses políticos e interferencia burocrática."

O'Connor, cuya corte está en Wichita Falls, ha bloqueado anteriormente la entrada en vigor de otra directiva transexual de la administración de Obama. En agosto, emitió un requerimiento preliminar en contra de una recomendación del Departamento de Educación y Justicia emitida en mayo, donde se instruía a los distritos escolares públicos, así como a las universidades, que permitieran que los estudiantes usaran los baños y vestidores de la identidad de su género, en lugar de los que corresponden a su sexo biológico.

Al otorgar este último requerimiento, O'Connor mostró a aquellos que retaban la regla transexual/abortos del HHS que probablemente tendrían éxito ya que la regla redefinía la "discriminación sexual" y fracasaba en la protección de la libertad religiosa.

Al igual que lo hizo en su instrucción para las escuelas, la administración de Obama definía "sexo" en la regla del HHS para incluir la identidad de género, la cual describe como "el sentido de género interno de un individuo, el cual puede ser masculino, femenino, ninguno, o una combinación de masculino y femenino, y el cual puede ser diferente del sexo asignado al individuo al nacer."

El Título IX -- una ley federal que prohíbe la discriminación sexual en programas y actividades educativos financiados federalmente -- "sin ambigüedad evita la discriminación con base en las diferencias biológicas entre los hombres y las mujeres," escribió O'Connor, por lo tanto, al emitirse un fallo no se incluyó la identidad de género.

También dijo que "el fracaso" de la regulación del HHS "de no incluir las excepciones religiosas en el Título IX, lo convierte en uno que va en contra de la ley."

La regulación del HHS, una implementación de la ley de la reforma sanitaria 2010, entró en vigor parcialmente el 18 de julio.

En octubre, una asociación cristiana de no más de 10,000 médicos y un sistema de hospitales católicos romanos -- representados por Becket Law -- pidió a O'Connor que bloqueara la entrada en vigor del fallo. Ocho estados se unieron a la Christian Medical and Dental Associations y a la Franciscan Network en el reto legal.

En su moción, los opositores contendieron que la regulación del HHS viola la Constitución de los EEUU incluyendo la cláusula de libertad de opinión de la Primera Enmienda, y las leyes federales, incluyendo la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa.

La regla del HHS se aplica a todos los doctores del sector privado, proveedores de servicios de salud y planes de seguro médico que acepten fondos federales. Aparentemente afectaría a más de 900,000 médicos y virtualmente a todos los hospitales. Los opositores de esta regla calculan que les costará casi $1 billón de dólares a los ciudadanos y proveedores de servicios de salud.

Sin embargo, el HHS exceptuó de los requerimientos de esta ley a los programas del gobierno Medicare y Medicaid, ya que su panel de expertos dijo que la literatura médica "no 'ha deteminado' si la cirugía de reasignación de género mejora la salud de los beneficiarios de Medicare con disforia de género." La disforia de género se refiere a la incomodidad que una persona siente con su sexo biológico.

La Campaña por los Derechos Humanos (HRC, por sus siglas en inglés) -- la mayor organización de derechos de los gais y transexuales en el país -- criticó la decisión de O'Connor.

El fallo "pone a miles de personas en riesgo de la marginación, el acoso, y la discriminación en un tiempo cuando son más vulnerables y tienen la necesidad de un cuidado inclusivo, respetuoso," dijo en un boletín escrito Sarah Warbelow, la directora legal de HRC. "Mientras que la acción del Juez O'Connor es incuestionable, creemos que la justicia prevalecerá mientras las cortes reconozcan que la discriminación con base en el sexo es ilegal, incluyendo la discriminación con base en la identidad de género."

Una nueva página en internet que se opone al fallo del HHS -- www.transgendermandate.org -- reporta que dos estudios muestran porcentajes abrumantes de niños que reportan disforia de género y que superan esa incomodidad con el tiempo y viven vidas saludables a pesar de no haber tenido una cirugía o recibido tratamientos hormonales de por vida. Un estudio mostró que

esto es verdad en el 77 a 94 por ciento de los niños y el otro estudio mostró que se aplica al 73-88 por ciento de los niños.

Los mensajeros que asistieron a la Convención Bautista del Sur en el 2014 aprobaron una resolución en cuanto a la identidad transexual donde "se afirm[ó] el diseño de Dios donde el género es determinado por el sexo biológico y no por la percepción de uno mismo." La resolución "consider[ó] a nuestros prójimos transexuales como portadores de la imagen de Dios Todopoderoso y por lo tanto condenamos actos de abuso o burlas que se cometan en su contra."

La resolución también decía, "invitamos a todas las personas transexuales a confiar en Cristo y experimentar la renovación en el Evangelio."

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur. Baptist Press reporta sobre misiones, ministerio y avance en la testificación a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con las preocupaciones nacionales y globales de los bautistas del sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story