Las plantaciones de iglesias que se reúnen en edificios de escuelas enfrentan retos para su reapertura

Por Tess Schoonhoven, posted Thursday, May 28, 2020 (one month ago)

Jason Dees (orilla izq.) predica un mensaje para la transmisión en línea de Christ Covenant Church en un sitio rentado con ese propósito. La congregación no puede reunirse en su edificio regular -- una escuela secundaria.
Foto sometida por CCC.
ATLANTA, Ga. (BP) -- Mientras que el estado de Georgia continua en su camino hacia la reapertura, Christ Covenant Church está planificando cautelosamente cómo reanudar las reuniones en persona. Pero las decisiones sobre cuándo y cómo regresar se complican al responder en dónde.

Durante los últimos 2 años y medio, Christ Covenant Church ha acogido como su hogar cada domingo a la Escuela Secundaria Sutton. La iglesia, la cual tenía una asistencia promedio de unas 500 personas antes de la pandemia del virus COVID-19, estará lista para la reapertura antes que lo esté la escuela -- lo cual tiene a Jason Dees, pastor de Christ Covenant Church, explorando opciones que pudieran incluir reunirse temporalmente en una sinagoga local.

La iglesia planifica comenzar reuniones pequeñas el domingo (17 mayo) de quizás unas 30-40 personas en un lugar conocido como The Collective, y seguir ofreciendo la transmisión por internet de sus servicios de alabanza. Las reuniones de toda la congregación probablemente se reanuden en agosto, pero asegurar un espacio mayor para reunirse más tarde en el verano no ha sido una tarea fácil.

"Muchos dicen, 'bueno, no puedes reunirte aquí hasta que nosotros podamos reunirnos aquí,' así que un factor en juego también es cuándo se sentirán lo suficientemente cómodos como para tener gente en su edificio," explicó Dees.

El dilema de Christ Covenant Church no es inusual. Aunque las cifras no estaban actualizadas, Travis Smalley, misionero de Send City con la Junta de Misiones Norteamericanas y pastor de Lakota Hills Baptist Church en West Chester, Ohio, dijo que la práctica de las plantaciones de iglesias que tienen sus servicios de alabanza en escuelas se ha convertido "en una gran porción de la plantación de iglesias."

"Hay muchos contratos de renta y arrendamiento," dijo.

Para estas plantaciones de iglesias, la habilidad de poder abrir de nuevo no sólo está conectada a las normas generales y protocolos de seguridad, si no a las políticas del distrito escolar.

Smalley señaló que, en Ohio, por ejemplo, donde algunos distritos escolares están contemplando programaciones alternadas para el semestre del otoño con la meta de proteger del coronavirus a los estudiantes, algunos oficiales escolares están comenzando a dudar si van a rentar sus edificios a grupos de fuera. Algunas plantaciones de iglesias quizás tendrán que encontrar nuevos edificios donde reunirse.

"Lo que he estado orando es por el fortalecimiento de las relaciones entre [las plantaciones de iglesias y] algunas de las iglesias ya establecidas que estén aquí," dijo Smalley. "Quizás ellas pudieran proveer espacio y horarios alternativos para que se puedan reunir algunas de las plantaciones de iglesias."

Él sugirió que quizás estas relaciones pudieran crecer más allá de los contratos para el uso de los edificios y crear alianzas para la oración, aliento y ayuda con la programación.

Algunas decisiones dependerán de las relaciones ya existentes entre las plantaciones de iglesias y las escuelas que utilizaban para reunirse. Mark Ford, pastor de Go Church en Ridgefield, Wash., dijo que durante los 18 meses que su plantación de iglesia se reunió en la Escuela Intermedia Sunset Ridge, creció una amistad con el superintendente del distrito escolar.

El plan para la reapertura delineado por el estado de Washington pudiera permitir que Go Church comience reuniones en persona en la Fase 4, aproximadamente a mediados de julio. Ford dijo que el superintendente le había asegurado que la congregación iba a poder celebrar servicios de alabanza en Sunset Ridge incluso si la escuela no estaba abierta.

"Vamos a hacer todo lo que podamos en cada fase," dijo Ford. "Hay muchos detalles en el aire."

Ford dijo que los miembros de Go Church, como muchos otros, se están dando cuenta que la pandemia los ha empujado y llevado hasta el extremo de lo que pueden soportar, aunque también han crecido de maneras inesperadas.

"Esa es la naturaleza de una prueba. Tienes que pasar el punto donde piensas que ya no puedes soportarla más y así crecer," dijo Ford. "Dios no ha terminado. Aunque nosotros quisiéramos que se acabara, simplemente Él no terminado por completo. Quedan una o dos millas en la carrera."

Tess Schoonhoven es un escritor de Baptist Press.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story