Corte debate protecciones gay y transexuales

iStock foto
WASHINGTON (BP) -- La Corte Suprema de EE.UU. deliberó dos horas el martes (8 de octubre) sobre si la antigua y antidiscriminatoria ley federal en el lugar de trabajo provee protección a la "orientación sexual" o a la "identidad de género," y por lo menos algunos jueces parecieron persuadidos de que sí lo hace.

La corte alta oyó los argumentos orales en dos casos consolidados que abordan "la orientación sexual," seguido por argumentos en una apelación en relación con el asunto de "identidad de género." En los argumentos, la corte alta estaba presionada a dictaminar que la clasificación "sexo" en el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 aplica a esas categorías.

Los fallos de la Corte Suprema, los cuales podrían tener efectos de largo alcance, se espera que sean emitidos antes de su suspensión el próximo verano.

La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC) de los bautistas del sur firmó un escrito amigo de la corte, presentado en agosto por la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. (USCCB) que sostiene que "sexo" en el Título VII no incluye ninguna de las clasificaciones.

El presidente de la ERLC, Russell Moore le dijo a Baptist Press que los argumentos "presentan una oportunidad para una resolución necesaria sobre la definición de sexo en la ley federal."

"El Título VII es importante porque asegura protección legal a las mujeres," dijo Moore en comentarios escritos. "Pero la mala aplicación de esta ley para implicar lo que el Congreso no escribió castigaría a cualquiera que se atreviera en los aspectos más radicales de la Revolución Sexual. No podemos entender igualdad partiendo de sexo si tenemos una confusión continuamente cambiante sobre el significado de sexo e identidad.

"Mi oración es que haya un fallo claro que mantenga la dignidad humana en nuestra ley."

El procurador general de EE.UU. Noel Francisco, argumentando a nombre del Departamento de Justicia, le dijo a la corte que la "orientación sexual" y la "identidad de género" no están cubiertas por el Título VII.

"Sexo y orientación sexual son independientes y de características distintas, y discriminación por orientación sexual en sí misma no constituye discriminación debido a sexo bajo el Título VII," dijo en relación con los casos en los cuales gays dijeron que fueron despedidos debido a su "orientación sexual." "Eso es verdad hoy como lo era en 1964."

Más de 20 estados han añadido "orientación sexual" a leyes antidiscriminatorias que ya incluían protección con base en "sexo," les dijo Francisco a los jueces.

En contraste, Pamela Karlan, profesora de la Escuela de Leyes Stanford, dio un ejemplo hipotético de dos empleados en un argumento por la inclusión de "orientación sexual" en protecciones de "sexo." Dos personas llegan a trabajar, "ambas le dicen a usted que se casaron con su pareja Bill el pasado fin de semana -- cuando usted despide al empleado masculino que se casó con Bill y le da a la empleada femenina que se casó con Bill un par de días libres de manera que ella pueda celebrar el gozoso acontecimiento, eso es discriminación debido a sexo," dijo ella.

Aunque el bloque liberal de la corte alta parecía convencido por los proponentes para interpretar "sexo" ampliamente, el juez Samuel Alito expresó escepticismo.

Al Congreso "se le ha pedido repetidamente en los años desde 1964 que aborde este asunto," dijo Alito. "El Congreso ha declinado o no ha actuado respecto a esas peticiones. Y si la Corte retoma e interpreta este estatuto de 1964 de prohibir la discriminación con base en la orientación sexual, estaremos actuando exactamente como una legislatura.

"Ustedes están tratando de cambiar el significado de lo que el Congreso entendió que significa sexo y lo que todos entendieron que significa sexo en 1964," le dijo a Kaplan.

Los casos de "orientación sexual" involucran a empleados en New York y Georgia que dijeron que fueron despedidos porque son gay, mientras que el caso de "identidad de género" involucra a un empleado masculino en una casa funeraria en Michigan que fue despedido después de que le dijo al dueño que él se identificaba como mujer y que planeaba comenzar a vestir ropa de mujer.

Donald Zarda, quien ya murió, era instructor de paracaidismo de caída libre en New York y presentó una demanda después de que fue despedido por Altitude Express Inc. Los albaceas de su testamento continúan la demanda, y el Circuito Segundo reversó un fallo de un juez federal en contra del reclamo de Zarda bajo el Título VII.

El 11o circuito mantuvo la desestimación de una corte federal de una demanda de Gerald Lynn Bostock, un trabajador de servicio de bienestar infantil, en contra del condado Clayton en Georgia. Un panel de tres jueces acordó con la corte baja que el Título VII no pertenece a "orientación sexual."

En Michigan, la Comisión de Igualdad de Oportunidad de Empleo (EEOC) entabló una demanda en contra de R.G. & G.R. Harris Funeral Homes después de que su dueño Thomas Rost despidió a Anthony Stephens, quien le dijo a Rost en 2013 que estaba convirtiéndose en mujer, que intentaba vestirse acorde a eso y que estaba cambiando su nombre a Aimee. Stephens había trabajado para Harris Funeral Homes durante seis años.

Los casos son Altitude Express Inc. v. Zarda, Bostock v. Clayton County y Harris Funeral Homes v. EEOC.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story