Programa de trabajo muestra a las mujeres 'quiénes son a los ojos de Dios'

Por Trennis Henderson, posted Thursday, February 14, 2019 (6 months ago)

PARAGOULD, Ark. (BP) -- Con la intención de estar a la altura de su nombre: Fe y Esperanza de Mujeres Cristianas de Cuerpos de Trabajo (CWJC) típicamente equipa de 10 a 12 mujeres en sesiones exhaustivas de 10 semanas en habilidades prácticas para la vida como conocimiento de computación, administración del dinero, crianza de los hijos y relaciones saludables mezcladas con estudios bíblicos semanales y orientación.

Amanda*, participante de Futuro y Esperanza de CWJC quien se ha visto a sí misma desde los 15 años, es ahora una mujer de 24 años con tres hijos pequeños que actualmente viven en cuidado temporal. Cándidamente comparte su motivación para unirse al programa en Paragould, Ark., y dice: "Vine aquí para tratar de que me devuelvan a mis hijos ... pero necesito un fundamento antes de que los pueda tener de nuevo."

En busca de su certificado de CWJC y de obtener habilidades necesarias para la vida cotidiana, Amanda dijo: "Va a mejorar mi vida y las de mis hijos y va a darme algo sólido para comenzar."

Cuerpos de Trabajo de Mujeres Cristianas y Cuerpos de Trabajo de Hombres Cristianos, ministerios de la Unión Femenil Misionera, incluyen cerca de 200 sitios certificados en el país. Las sedes del ministerio están diseñadas para equipar a los participantes en un contexto cristiano para la vida y para un empleo.

En busca de la visión de "mujeres ayudando mujeres a cambiar su futuro y encontrar esperanza," el ministerio de Paragould hace eco de Jeremías 29:11: "'Porque yo sé los planes que tengo para ustedes,' declara el Señor, 'planes de bienestar y no de calamidad para darles un futuro y una esperanza.'"

"Santo cielo, hemos visto a Dios haciendo tantos milagros en estas mujeres," dijo Carol Foster, coordinadora de la sede de Futuro y Esperanza. "Creo que lo que me impresiona más es cómo ellas se sienten acerca de sí mismas y cómo comienzan a entender quiénes son a los ojos de Dios.

"Siempre hablamos de eso: Tú eres quien Dios dice que eres sin importar lo que otros hayan dicho de ti o a ti," dijo Foster. "Comienzan a obtener un poquito de sentido de eso. Las veo aprendiendo de Dios mediante las maestras aquí, no solo en lo material sino en la manera en la que son aceptadas y amadas durante todo el programa. Nos permite tratarlas como especiales porque sabemos que lo son, pero ellas simplemente no lo han visto muy frecuentemente."

Solamente después de unas pocas semanas en el programa, Amanda comentó: "He caído en la cuenta de que Dios es mi proveedor, y que él va proveerme cada necesidad -- y eso es algo que antes nunca me pasó por la mente. Mi fe ha crecido mucho y sé que no importa lo que pase, no tengo que volver a las drogas porque no estoy sola. Dios va a proveer todas mis necesidades."

Reconociendo eso "siempre he dependido de los hombres que no eran buenos para mí ni para mis niños," añadió Amanda, "Ahora dependo de Dios. Me siento mejor, me siento más contenta, más feliz de lo que nunca me había sentido. ... Estoy emocionada de que mis niños tengan una mamá, no una adolescente o una amiga. Era lo que siempre había querido ser. Solamente que no sabía cómo hacerlo."

Tales resultados eran lo que Foster había esperado cuando sintió la guía de Dios para establecer Futuro y Esperanza hace varios años, desde que empezó a enlistar a numerosos individuos, iglesias y negocios del área para ayudar a sostener el ministerio.

Con un trasfondo en consejería escolar y ministerio en prisiones, Foster dijo que se dio cuenta que había muchas necesidades insatisfechas entre las mujeres y las familias que luchaban con asuntos difíciles. "Cuando primero oí de Mujeres Cristianas de Cuerpos de Trabajo, fue como si Dios dijera: 'Eso es lo que quiero que hagas.'"

Después de completar el certificado de entrenamiento para coordinadoras de sitio del nivel 1 de CWJC, se acercó a la First Baptist en Paragould en busca de usar la anterior casa pastoral de la iglesia como sede del ministerio.

Ellos estuvieron de acuerdo a manera de prueba para "ver cómo les iba y reevaluarlo al cabo de seis meses," recordó ella. "Han pasado seis años y nunca hemos hecho una reevaluación. Ellos simplemente nos permiten usarla y nosotras tratamos de cuidarla lo mejor que podemos."

Futuro y Esperanza CWJC opera con un equipo de maestras voluntarias además de una junta de directivos y un consejo asesor que provee ideas de ministerio, apoyo de personal y recursos para ayudar a que el ministerio tenga éxito.

Jeff Boone, agente de seguros y miembro de Reynolds Baptist Church, funge como presidente del consejo asesor. Al describir el ministerio como "una mano, no una limosna," señaló: "Realmente hace una diferencia en la vida de la gente."

Con el enfoque del programa en el crecimiento espiritual, el fortalecimiento de las relaciones y las habilidades laborales, Boone dijo que las participantes "pueden aprender a cuidarse a sí mismas además de a su familia y entonces ser capaces de cuidar a otros en el futuro en nuestra comunidad."

Kathy Mitchell, líder de estudios bíblicos para mujeres por largo tiempo, fue reclutada por Foster para el estudio bíblico semanal del programa.

"Me gustó la idea de ser capaz de alcanzar a mujeres que normalmente no entrarían por la puerta de una iglesia, mujeres que están en crisis," dijo Mitchell. "Espero poder aclarar algunos conceptos erróneos que tienen sobre Dios y que se den cuenta que él realmente las ama, que él es un Padre amoroso.

"Muchas de las mujeres que llegan mediante cuerpos de trabajo tienen relaciones realmente difíciles así que se sienten vencidas, y quiero que sepan que Dios está a favor de ellas, no en contra de ellas," dijo. "Siempre espero que se enamoren de la Biblia y deseen buscar y aprender por ellas mismas."

Al relatar un ejemplo reciente, Mitchell dijo: "Estaba enseñando sobre el Salmo 23 y una de ellas brincó en el medio de la clase y dijo: '¡Finalmente lo entiendo!' Y estaba muy emocionada de que Dios fuera su pastor. Nunca antes lo había entendido. Eso la hizo resplandecer de emoción porque se dio cuenta que realmente Él tenía cuidado de ella y la cuidaba y la guiaba."

Para Amanda -- y otra docena de mujeres que han pasado por el programa -- Fe y Esperanza de Mujeres Cristianas de Cuerpos de Trabajo ya ha hecho un impacto.

"Estoy aprendiendo cosas que probablemente nunca aprendí hace mucho tiempo en lo que respecta a hacer buenas elecciones y decisiones," dijo ella. "Solo tener a alguien que me enseña las cosas correctas, tener esta guía es absolutamente maravilloso.

"Estoy muy agradecida por lo que estas mujeres hacen acá. Ellas no son solamente voluntarias, son ángeles," dijo Amanda. "Mujeres Cristianas de Cuerpos de Trabajo me dieron fe y esperanza."

*Nombre cambiado para proteger la privacidad de la participante.

Trennis Henderson es corresponsal nacional de la Unión Femenil Misionera (WMU). Periodista bautista por más de 35 años, Henderson es exeditor del Western Recorder de la Convención Bautista de Kentucky y del Arkansas Baptist News, publicación de noticias de la convención estatal.
YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story