SEMANA DE ORACIÓN: Llenar las necesidades primero en Nueva York

Por Personal de NAMB, posted Thursday, March 08, 2018 (6 months ago)

NOTA DEL EDITOR: La anual Semana de Oración por las Misiones Norteamericanas, del 4 al 11 de marzo, y la Ofrenda de Resurrección Annie Armstrong proveen sostén a los misioneros que sirven a nombre de los bautistas del sur en Norteamérica. Con una meta de $70 millones, el tema de este año de la ofrenda es "En Misión: Aquí y Ahora."

NUEVA YORK, N.Y. (BP) -- La una vez abandonada fachada de una tienda cubierta con pintura en espray, el edificio que originalmente albergó la Iglesia Graffiti, se ha vuelto símbolo de esperanza en el Lower East Side (bajo este) de Nueva York. Los misioneros de Envía Alivio, Taylor Field y su esposa Susan estratégicamente ubicaron la iglesia planta en 1986 en medio de las casas agrietadas y de una población mayormente indigente, y finalmente hicieron de este abandonado vecindario su hogar.

"Jesús comenzó llenando las necesidades primero," dijo Field. "Su compasión hizo crecer la fe de la gente, y entonces edificó su iglesia en esa fe."

El trabajo de los Field no estuvo exento de oposición. Confrontar a los narcotraficantes y aprender a cuidar a cientos de hombres, mujeres y niños indigentes fueron parte de los desafíos semanales.

"El primer grupo misionero universitario pintó la fachada, y entonces alguien de nuevo la llenó de grafiti," dijo Field. El equipo misionero entonces pintó su propio mensaje espiritual junto con la palabra "Graffiti."

La inspiración fue contundente.

Los obreros del ministerio decidieron adoptar la forma del arte tan familiar para el vecindario, y le dieron a lo que fue el Ministerio Bautista East 7th el nuevo apodo: Graffiti (grafiti), que finalmente llegó a ser una iglesia.

Incrustada en la identidad de la iglesia hay una simple idea: "De pequeñas cosas salen grandes cosas." Field explicó que es toda una estrategia al revés al ministerio que hace bien cosas tangibles y prácticas.

Historias de cambio de vida testifican de la efectividad.

El acercamiento práctico al ministerio

Recientemente liberado de la prisión y viviendo en una instalación de tratamiento para rehabilitación de drogas, Raúl recibió una orden de la corte de tomar clases de Desarrollo Educativo General (GED); Graffiti ofrecía una. Raúl estaba escéptico acerca de ir a una iglesia, inclusive para recibir una clase requerida de educación, pero de todas maneras fue.

Un día después de la clase, un miembro de la iglesia le dio una invitación para visitar un servicio y le dijo: "A nosotros nos encantaría tenerte entre nosotros." Algo acerca de "a nosotros" sobresalió para Raúl, y llegó -- seis meses seguidos.

También llevó a su novia Siyyida. Los líderes de la iglesia ayudaron a orientar a Raúl y a Siyyida. Ellos se convirtieron en seguidores de Cristo, y después de más de dos años y medio de andar juntos, decidieron casarse.

Ahora asisten y sirven en una de las instalaciones de Graffiti, que ha crecido a cinco sitios de reunión en el área metropolitana de Nueva York y dos afiliadas en otras ciudades.

Melissa, también, ha experimentado el impacto del ministerio personal y práctico. Ella fue a la entrega de juguetes navideños de Graffiti en 2012. Cuando ella llegó ese día, estaba básicamente vacía espiritual y mentalmente.

"Había hecho terribles elecciones en mi matrimonio, mi carrera y mi salud, y sentía como si me estuviera ahogando," dijo. Las instrucciones que recibió en la puerta fueron simples: Primero, hable brevemente con una consejera de la tienda de juguetes, y luego vaya de compras. La consejera saludó a Melissa cálidamente y le dijo que era un gozo orar con ella.

Durante el tiempo de oración, dijo Melissa, "no pude hablar o responder. Solo lloré. Incontrolablemente. ... No era una oración que yo tuviera en mi archivo rotativo de oraciones memorizadas. Esta mujer estaba hablando con Dios como si él fuera un Rey, un Padre, su héroe, algo más profundo de lo que yo nunca hubiera experimentado. Ella compartió su historia conmigo, y finalmente me abrí con ella acerca de mi avalancha de problemas."

Melissa aceptó a Cristo ese día, y ahora ayuda a dirigir el mismo ministerio que cambió su vida.

El trabajo del método de pequeñas cosas funciona. El cambio continúa en el Lower East Side mediante las conexiones diarias en la diversa comunidad. La iglesia comparte la compasión de Cristo de maneras prácticas -- desde clases privadas después de la escuela y clases de Inglés como Segundo Idioma (ESL) hasta clases de baile hip hop y almuerzos en el parque.

"Cuando servimos una comida, no se trata solamente de entregar alguna comida; nos sentamos juntos a la mesa y hablamos mientras comemos," dijo Field. "Se trata de conectarse."

Muchos que llaman a Graffiti su iglesia han sido directamente impactados por los esfuerzos de ministerio de la iglesia: un sándwich gratis, una lección de alfabetización, ayuda legal, una cobija en el invierno de Nueva York. Louis "Monstruo del Ajedrez" Taylor es parte de ese grupo.

"Fui indigente 60 años," dijo el exmaestro de historia quien se trasladó a Nueva York hace cerca de 15 años. Cada día, jugaba ajedrez en el Parque Tompkins Square, y debido a esa consistencia, llegó a ser bien conocido en el vecindario.

Cuando uno de los hijos pequeños de Fields expresó interés en aprender ajedrez cuando tenía alrededor de 9 años, un juego con el "Monstruo del Ajedrez" era un requisito. Ese fue el inicio de una relación que continua hasta este día. La familia Field invitó a Monstruo del Ajedrez a almorzar en el parque.

"Noté cuando él [Field] comenzó a alimentar a la gente en el parque -- sin condiciones," dijo el experto en ajedrez. "Otros ministros se hacían evidentes en el parque, y tenías que escuchar primero el sermón de una hora y media. Luego podías tener una bolsa o un tiquete para la alacena. Bien, Taylor era totalmente lo opuesto. Él alimentaba primero a todos: y si querías quedarte, podías quedarte. Si no querías quedarte, te podías ir. Así que, eso realmente me impresionó."

Después de unos pocos años, Monstruo del Ajedrez pasó de recibir almuerzos gratis a ayudar a servir comida a otros. Se conectó con la gente en Graffiti y experimentó algo nuevo. Señaló que cuando estás en necesidad de comida o albergue y alguien llega a ayudarte, eso hace un gran impacto. "Hay un viejo dicho: "Un estómago vacío no tiene oídos," dijo.

La estrategia de Graffiti de llenar primero la necesidad hizo posible que Monstruo del Ajedrez y personas en situaciones similares oyeran del amor que motivaba sus esfuerzos.

Louis Taylor tiene ahora una relación personal con Jesús. Trabaja en la iglesia en mantenimiento, ayuda a dirigir estudios bíblicos y continúa siendo parte de los ministerios de compasión que cambiaron su vida.

Planeando a largo plazo

Mediante la consistencia y el amor auténtico, la esperanza de Cristo ha infiltrado el East Side y rodeado las comunidades. Graffiti continúa impulsando maneras de servir a los vecindarios de sus respectivas instalaciones y tiene en mente la meta mayor: compartir las Buenas Nuevas a lo largo y ancho del globo.

"Graffiti valora un corazón para Dios y unas manos para el trabajo," dijo Field. "Tenemos más de 20 ministerios y hemos asistido en varias maneras a ayudar a comenzar 31 iglesias planta nuevas que a su vez han comenzado 39 más.

"Hay un famoso juego de ajedrez, como lo entiendo de los expertos en ajedrez, donde un jugador continúa jugando, y dando, y dando algunas de las más valiosas piezas," dijo Field. Cuando juegas, pareciera que estás perdiendo, pero es una estrategia a largo plazo; "al final, realmente estás ganando. Creo que eso es parte de la historia del Evangelio."

La visión a largo plazo y la voluntad de invertir tiempo y recursos han ayudado a transformar esta área durante las pasadas pocas décadas. El cambio no ha llegado rápido, pero ha llegado.

"Cambiar una cuadra puede cambiar al vecindario, cambiar al vecindario puede cambiar a una ciudad, cambiar a una ciudad puede cambiar a un país, cambiar a un país puede impactar a todo el mundo," dijo Field. "Creo que la gente puede aprender de lo que Dios ha hecho acá, que no tienes que hacer grandes cosas para Dios, sino solo cosas con gran amor. Y no tienes que tener una gran fe en Dios, sino solo fe en un gran Dios."

Aprenda más sobre los Field en https://www.anniearmstrong.com/.

El equipo de comunicaciones de la Junta de Misiones Norteamericanas proveyó esta historia.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story