Mítines en contra de Planned Parenthood demandan que se le quite el financiamiento

Un rally pro vida en Columbia, Mo., atrajo alrededor de 100 manifestantes, incluyendo estudiantes universitarios.
Foto de Instagram.
COLUMBIA, Mo. (BP) -- Manifestantes pro vida realizaron mítines el 11 de febrero en más de 220 clínicas de Planned Parenthood en 45 estados para abogar por la eliminación de fondos del gobierno al proveedor más grande de abortos en EE.UU.

Mientras tanto, la campaña dirigida por la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) ha recogido casi 8,000 firmas en una carta que le pide al Congreso que "apoye la resolución de presupuesto que le quita el financiamiento a Planned Parenthood y redirija los fondos a centros de salud federalmente calificados."

Centros de salud federalmente calificados, los cuales llenan las necesidades de los cuidados de salud de las mujeres sin proveer abortos, exceden en número a los centros Planned Parenthood en EE.UU. por un margen de 13 a 1, de acuerdo a Protestpp.com, el sitio web oficial de los mítines del sábado.

Los mítines -- auspiciados por una coalición de grupos pro vida bajo la banderola de #ProtestPP -- incluyeron oración y oradores.

La representante estadounidense Marsha Blackburn, presidenta del Panel Investigativo Selecto de la Casa que en diciembre recomendó quitarle el financiamiento a Planned Parenthood, le dijo a Baptist Press que “es alentador ver a tanta gente salir a apoyar la causa pro vida."

"El contribuyente estadounidense ha dejado en claro una y otra vez: el dinero de los contribuyentes no debe gastarse en abortos," Blackburn, republicana de Tennessee, dijo en una declaración. "Quitarle el financiamiento a Planned Parenthood no se trata de despojar a las mujeres del cuidado de la salud, sino de proteger nuestro derecho más básico. El derecho a la vida. Se trata de continuar el proceso de proteger a nuestros más vulnerables y hacer lo que los contribuyentes nos envían a hacer a Washington."

En algunos lugares, los manifestantes pro vida atrajeron inclusive mayores contra-manifestaciones en apoyo a Planned Parenthood, de acuerdo a reportes de los medios.

Bonnie Lee, una enfermera bautista del sur que estaba entre los oradores en el rally de Columbia, Mo., le dijo a BP que los contra manifestantes involuntariamente ayudaron a las manifestaciones atrayendo más atención de los medios. Aproximadamente 100 manifestantes pro vida en Columbia fueron encontrados por algunos 150 partidarios de Planned Parenthood, dijo ella.

Protestpp.com incluye un enlace a 99 reportes separados de prensa sobre los mítines compilados por Google News y señala “una sobresaliente cobertura de los medios a lo largo y ancho de EE.UU."

Lee indicó: "Nuestro propósito en auspiciar el rally fue animar a quitarle el financiamiento a Planned Parenthood con nuestro dinero de los impuestos porque son proveedores de abortos. Su principal negocio es el aborto ... Nuestros impuestos no deben de ninguna manera ir a ellos para sostener su negocio."

Los $553 millones que Planned Parenthood recibe del gobierno federal y de los estatales anualmente representan 43 por ciento del presupuesto de la organización, de acuerdo a Protestpp.com. de esa cantidad, $430 millones llegan del gobierno federal.

Aunque los fondos federales no financian directamente los abortos, Lee dijo que el dinero de los impuestos ayuda a que los abortos sean posibles.

"Lo que no se usa para una cosa, se usa para algo más," dijo Lee. "Así que si se pone dinero de los impuestos libera otro dinero para que vaya a otros proyectos que ayudan a proveer abortos."

El repetido reclamo de Planned Parenthood de que solamente el 3 por ciento de sus negocios es abortos es engañoso, dijo Lee, porque varios servicios prestados para apoyar el aborto son contados en forma separada.

Si, por ejemplo, una mujer recibe una prueba de embarazo, un ultrasonido, una prueba para enfermedades de transmisión sexual, un aborto o seguimiento post aborto -- todo lo cual es médicamente necesario para realizar un aborto -- Planned Parenthood cuenta como si ella hubiera recibido cuatro servicios además de un aborto, de acuerdo a la explicación de Lee.

Una de cada ocho mujeres que visitan una clínica Planned Parenthood obtiene un aborto allí, declaró Protestpp.com.

Lee dijo que ella y otros manifestantes están preocupados de que las clínicas Planned Parenthood les hagan daño a las mujeres además de terminar la vida de los niños nonatos.

Defensora pro vida por largo tiempo y consejera afuera del centro Columbia Planned Parenthood, Lee adujo que el centro una vez rehusó ver a una mujer después de un aborto para su cita de seguimiento porque ella paró para hablar con un manifestante pro vida.

En otra ocasión, dijo Lee, ella acompañó a una mujer con complicaciones pos abortivas que potencialmente amenazaban su vida a un obstetra/ginecólogo porque la clínica Planned Parenthood no le proveería cuidado adecuado.

"No quiero que mi dinero de impuestos vaya a un lugar que no dé cuidado," dijo Lee.

La petición de la ERLC termina el 1 de marzo y está accesible a través de erlc.com.

En 2008, una resolución de la Convención Bautista del Sur le demandó al Congreso que le quitara el financiamiento a Planned Parenthood.

David Roach es corresponsal nacional en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas a los intereses bautistas del sur nacional y globalmente.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story