Coalición evangélica lanza anuncios sobre inmigración en Carolina del Sur

WASHINGTON (BP) -- Una compañía publicitaria en Carolina del Sur que apoya la reforma migratoria va más allá de la política, dice un líder bautista del sur.

La Mesa Evangélica de la Inmigración (EIT, por sus siglas en inglés), una colisión de líderes cristianos evangélicos, comenzó el 13 de marzo a anunciarse por las estaciones de radio cristianas de Carolina del Sur, como un esfuerzo para apoyar la aprobación de una legislación para la reforma migratoria integral en el Congreso este año. La compra de tiempo aire es un esfuerzo por ganar más apoyo de los senadores estatales y representantes en el Congreso para tal propuesta de ley, frente a un esfuerzo competitivo de enemigos de la reforma.

Va más allá de la política como su fuerza propulsora, dijo un bautista del sur el 13 de marzo en una conferencia de prensa vía telefónica.

"Va más allá del partidismo," dijo Richard Land, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur. "Este es un asunto de convicción; es un asunto de valores; es un asunto de aplicar nuestros valores bíblicos a un tema que está desgarrando en entretejido social de la nación."

Trey Doyle, pastor de First Baptist Church en York, C.S., dijo, "Para nosotros, esto es cuestión de fe y de poner la fe en acción."

El anuncio –- el cual presenta a Jim Goodroe, director de misiones para Spartanburg County Baptist Network -- se escuchará en 15 estaciones cristianas durante las próximas dos semanas, con un costo de cinco dígitos, dijo un vocero de EIT.

NumbersUSA también cuenta con una campaña publicitaria de $100,000 activa en el mismo estado y que critica a la senadora republicana Lindsey Graham de Carolina del Sur por unirse a otros siete senadores en la promoción de una propuesta bipartidista de la reforma migratoria, según informó Bloomberg News Service.

Carolina del Sur es importante "porque el Senador Graham ha formado parte del grupo de senadores que han estado abordando este asunto valientemente," dijo Land a los reporteros a través del teléfono.

Quienes apoyan la reforma migratoria están agradecidos con el liderazgo pasado y presente de Graham con respecto a este tema, dijo Land. "Y creemos debe ser apoyado ese tipo de valiente liderazgo."

Land también señaló el significado del Rep. Trey Gowdy, un republicano de Spartanburg, presidente del subcomité que habla de la política migratoria en la Cámara de Representantes.

"Y al igual que aquellos que se oponen a la reforma migratoria, debemos concentrarnos en Carolina del Sur, y es por las mismas razones que estamos lanzando estos anuncios en Carolina del Sur," porque Graham, Gowdy y otros miembros del Congreso de Carolina del Sur necesitan escuchar a quienes les apoyan, dijo.

Gowdy es uno de los miembros de First Baptist Church en Spartanburg.

Goodroe añadió, "Carolina del Sur también es importante porque tenemos tantos inmigrantes, y juegan un papel tan importante en nuestra economía y en nuestra vida civil."

En el anuncio de 60 segundos, Goodroe anima a los radioescuchas a unirse al creciente número de cristianos que están instando a los políticos a que provean soluciones al problema de la inmigración, las cuales "reflejen la dignidad personal otorgada por Dios a cada individuo, el respeto por la ley, la protección de la unidad familiar, la garantía de fronteras seguras, asegurarse de ser justo con los contribuyentes de impuestos y establecer un sendero hacia la ciudadanía."

El creciente esfuerzo evangélico a favor de la reforma desea abordar lo que se conoce ampliamente como un sistema migratorio que urgentemente necesita ser reparado. El sistema actual ha dado como resultado la presencia de aproximadamente 11 millones de indocumentados en los Estados Unidos.

La propuesta de Graham y la de otros senadores podrían exigir que los inmigrantes indocumentados se registren ante el gobierno –- así como aprobar una revisión de antecedentes penales, pagar los impuestos retrasados y una multa -- para ganarse un "estatus legal probatorio." Todas las provisiones deben completarse antes que un inmigrante bajo prueba pueda obtener una tarjeta de residencia permanente y solicitar la ciudadanía unos años después. Una comisión, la cual incluye a gobernadores y fiscales generales de los estados con fronteras al suroeste, debe hacer una recomendación sobre plazo del cumplimiento de los prerrequisitos de la seguridad fronteriza.

Los inmigrantes bajo prueba no podrán recibir beneficios federales y deben hacer fila detrás de todos los demás inmigrantes, someterse a otra revisión de antecedentes penales, aprender inglés y civismo, y probar que tienen un historial de empleo y un empleo actual, antes de solicitar la residencia permanente.

Los críticos han dicho que la propuesta pudiera otorgar la amnistía a aquellos que están ilegalmente en los Estados Unidos.

Goodroe negó la acusación, diciendo, "[La] amnistía implica no repercusiones u obligaciones o lo que sea...Aquel sendero hacia la ciudadanía es duro. Hay muchas cosas que un individuo debe hacer, y no es un sendero fácil... Así que creo que si alguien entiende aquel sendero hacia la ciudadanía se dará cuenta que no estamos hablando de amnistía, incluso el sendero hacia la ciudadanía es duro, pero tiene que ser justo."

EIT está patrocinando un Día Evangélico de la Oración y la Acción por la Reforma Migratoria el 17 de abril en Washington.

Los mensajeros en la Convención Bautista del Sur 2011, en Phoenix, aprobaron una resolución sobre la reforma migratoria que solicitaba el avance del Evangelio de Jesús mientras que se buscaba la justicia y la compasión. La medida instó al gobierno a hacer una prioridad la seguridad fronteriza y pedirle cuentas a los negocios por los empleados que contraten. También solicitó que los oficiales públicos establezcan, después de asegurar las fronteras, "un sendero justo y compasivo hacia el estatus legal, con las medidas restitutorias adecuadas, para aquellos inmigrantes que ya estén viviendo en nuestro país." Especificó que la resolución no debería ser interpretada como una que apoya la amnistía.


Tom Strode es el corresponsal de Baptist Press en Washington.

Download Story